EN BUSCA DE LOS ORÍGENES DEL HOMBRE

 

EL ORIGEN DEL HOMO SAPIENS EN ÁFRICA

HOMO SAPIENS ARCAICO U HOMO RHODESIENSIS

 

Cráneo de Broken-Hill, es lo que antes era conocido como Homo Rhodesiensis.     Es unánime la opinión de que el hombre, el Género Homo, apareció en África. Ya lo había sugerido Darwin y hoy las pruebas paleontológicas y genéticas nos lo están confirmando. Podríamos decir incluso que apareció varias veces (diferentes especies de hombre), o al menos salió de allí varias veces. Por lo menos hubo dos oleadas, una hace cerca de dos millones de años, poco tiempo después de originarse el género Homo, que dio lugar a los Erectus, Heidelbergensis y Neandertales, y otra más reciente, estamos hablando de una fecha imprecisa, de hace entre 100.000 y 45.000 años. En las dos ocasiones salió, como es lógico, por Oriente Próximo y se extendió por Eurasia y en la segunda ocasión fue sustituyendo a los otros hombres que había allí (monogenismo), e incluso llegó a Australia y a América. De la primera salida ya hemos hablado, es la que referimos cuando estudiamos al Ergaster y al Erectus. De la segunda, de la referida a la especie Sapiens, tendremos que hablar más adelante y la única manera de probar cómo y cuándo sucedió esta segunda salida es encontrar restos de Sapiens en algún yacimiento fuera de África. Y, efectivamente, se han encontrado restos de hace 100.000 años en Qafzeh (Israel). Es evidente entonces que el Homo Sapiens salió por Oriente Próximo, lo mismo que otras especies de Homo que habían salido anteriormente.

    Pero ¿Cuándo apareció el Homo Sapiens en África? La pregunta es compleja y encierra muchos enigmas. Si nos fijamos en el esquema evolutivo que hemos venido siguiendo, desde que aparece el Homo Ergaster hasta que lo hace el Homo Sapiens (Homo Rhodesiensis) ¿qué ha pasado en África? No se sabe muy bien. Desde hace 1.800.000 años hasta hace 600.000 años tenemos muy pocos fósiles para poder decir qué derroteros siguió la evolución en África. En todo ese tiempo, como hemos visto, la evolución siguió avanzando en Asia y en Europa, el Homo Erectus podemos decir que es principalmente asiático, el Antecesor, el Heidelbergensis y el Neandertal son europeos. ¿Debemos pensar que la evolución se paró en África? Es evidente que no. Pero si todos los antropólogos siguen diciendo que el hombre procede de África ¿qué línea evolutiva siguió? Si hemos venido diciendo que el hombre actual no procede del Neandertal ni del Erectus, que estas son líneas muertas, ¿de qué africano proviene? Eso es lo que vamos a averiguar nosotros ahora. Hemos de encontrar en África nuestros ancestros.

Algunos yacimientos importantes de Homo Sapiens    Algunos antropólogos, con la sana intención de aclarar este periodo pero quizá enfrascándolo aún más, distinguen entre un primer Homo Sapiens que llaman Homo Rhodesiensis u Homo Sapiens arcaico y un segundo Homo Sapiens que suelen llamar de varias formas: Homo Sapiens sin más, Hombre Moderno o incluso otros, generalizando el nombre del famoso fósil hallado en Francia, Hombre de Cro-Magnon. La distinción no es fuerte, porque no existe tampoco un criterio claro para distinguir unos fósiles de otros y porque, además, tenemos muy pocos fósiles para hacer dicha distinción. No parece haber solución de continuidad entre un hombre y otro. Se podría mantener, como de hecho manifiestan muchos antropólogos, que lo que existe es mucha variabilidad (genética y anatómica) entre los miembros de la especie Sapiens.

    No obstante, aunque sólo sea por claridad didáctica y expositiva, no nos parece mala idea distinguir entre el Homo Sapiens arcaico que encontramos en África antes de hace 100.000 años y el Homo Sapiens que ha salido ya del continente africano. Podríamos distinguir, entonces, entre el Sapiens africano y el ecuménico.

  1. Homo Sapiens arcaico: El primero lo podemos encontrar en los yacimientos de Bodo (Etiopía), Broken Hill (Zambia), Eyasi y Ndutu (Tanzania), Salé (Marruecos), y más sitios como veremos. En todos estos yacimientos se han encontrado restos de lo que se conoce como Homo Sapiens arcaico o también Homo Rhodesiensis y con toda seguridad su antigüedad  está entre 600.000  y 200.000 años.

  2. Homo Sapiens Moderno: Del segundo, el Hombre de Cro-Magnon u Homo Sapiens moderno, se pueden encontrar restos por todo el mundo como veremos. Su antigüedad, deducida a partir de los últimos estudios genéticos, no parece superior a 200.000 años y su expansión no comenzó antes de hace 60.000 años.

 

    Tanto el Homo Sapiens arcaico como el Cro-Magnon comparten múltiples rasgos: los dos tienen características gráciles que les harían muy diferentes de los Neandertales con los que convivieron en Europa por lo menos 10.000 años; los dos tienen un volumen craneal cercano a 1.400 cm3, pero los segundos tienen como principal característica su cráneo más abombado y un frente mucho más vertical. Y ahora la pregunta más difícil, ¿de quién desciende el Homo Sapiens que salió de África  y pisó los cinco continentes e incluso llegó a la luna y sueña con Marte? Nadie duda que salió de África pero todos estos fósiles que vamos a estudiar ahora ¿cuál es el padre directo? Doctores tendrá la antropología que suponemos sabrán responder, nosotros sólo presentamos aquí sus estudios.

EL HOMO SAPIENS ARCAICO EN ÁFRICA: YACIMIENTOS Y FÓSILES

No conocemos este libro pero resulta interesante tanto el título como la imagen de la portada.    Sigue siendo un enigma qué estaba sucediendo en África cuando el Homo Antecesor recorría Atapuerca, es decir hace un millón de años. Tenemos muy pocos fósiles de esa época. Sólo a partir de hace medio millón de años vuelven a abundar los fósiles. Sabemos lo que pasó en Europa, que el Antecesor fue evolucionando hacia los Heidelbergensis y estos hacia los Neandertales, pero de lo que pasó en África no estamos tan seguros. Toda la evolución que va del Homo Ergaster al Homo Rhodesiensis u Homo Sapiens Arcaico (pasando por el Antecesor, si es que hubo Antecesor en África) es un periodo oscuro, sobre todo el pleistoceno inferior (1.800.000-780.000 años). La mayor parte de los fósiles que hemos encontrado en África de esta época son del pleistoceno medio (780.000-128.000 años) y superior (1280.000-10.000 años). Y esos fósiles revelan en general una gran variabilidad y un gran parecido a los Heidelbergensis europeos, no podría ser de otra manera, tienen un antepasado común muy cercano en el tiempo, pero en cualquier caso revelan rasgos muy cercanos a los del hombre moderno. Son los fósiles hallados en los yacimientos mencionados antes: Bodo (Etiopía) Eyasi y Ndutu (Tanzania), Salé (Marruecos), Elansfontein (Sudáfrica) y Broken Hill (Zambia), L.H 18 (Laetoli, Tanzani), Omo Kibish (Etiopía), Border Cave (Sudáfrica), Florisbad (Sudáfrica), Jebel Irhoud (Marruecos), Cave of Hearths (Sudáfrica), etc. En ellos se han encontrado los restos de lo que algunos antropólogos han clasificado como Homo Rhodesiensis u Homo Sapiens arcaico porque la mayoría de ellos tienen un cráneo menos robusto y más redondeado, un neurocráneo primitivo pero un gran volumen craneal y una cara grácil y sin prognatismo como la del Sapiens moderno. Sin embargo, todavía conservan rasgos arcaicos, los dos principales: el cráneo todavía no es alto y abombado ni tampoco la frente es alta y vertical como la del Sapiens moderno.

Cráneo de Bodo, vista lateralCráneo de Bodo, vista frontalBODO (Etiopía): Al tratarse de un cráneo que tiene características arcaicas y modernas combinadas, algunos antropólogos lo consideran dentro de la especie Homo Heidelbergensis. Ya explicamos por qué eso nosotros lo considerábamos muy improbable o incluso contradictorio.

   El cráneo de Bodo fue encontrado en 1976. Tiene una antigüedad de unos 600.000 años. Parece ser que fue objeto de canibalismo por los cortes que presenta en la frente propios de un instrumento lítico. Su cráneo es muy robusto, la cara grande, y un volumen craneal de 1100 cm3. A su lado se encontraron instrumentos líticos a la vez que huesos de otros animales. Es muy posible que cazase.

Cráneo de Broken Hill, vista semilateralCráneo de Broken Hill, vista semilateralCráneo de Broken Hill, vista frontalCráneo de Broken Hill, vista lateralCráneo de Broken Hill, vista semilateralBROKEN HILL (Zambia): Se trata de un cráneo descubierto hace mucho tiempo, en 1921, en Rodhesia, actual Zambia, por eso se le conoce también como Homo Rodhesiensis. Algunos antropólogos (Phillip Rightmire) consideran más acertado incluirlo dentro del Homo Heidelbergensis por las características tan arcaicas que conserva. Pero eso nos parece imposible por las razones que dimos cuando hablamos de incluir en la especie Heidelbergensis el fósil de Bodo (Etiopía). Pero uno de los más prestigiosos antropólogos, Tim White, considera que puede ser perfectamente el ancestro del Homo Sapiens Idaltu o también llamado Hombre de Herto que veremos más adelante.

Cráneo de Broken Hill, vista frontalCráneo de Broken Hill, vista semilateralCráneo de Broken Hill, vista lateral Cráneo de Broken Hill, vista lateralCreconstrucción del hombre de Broken Hill   Se ha estimado que tiene una antigüedad de entre unos 300.000 y 125.000 años. Se parece mucho al cráneo de Bodo por cuanto los dos tienen rasgos primitivos y robustos: unos grandes arcos supraorbitales y una frente huidiza. Muestra algunos rasgos patológicos, infecciones dentales (abscesos maxilares visibles en la mandíbula superior encima del incisivo de la derecha) y caries en muchos dientes. Además presenta un orificio a la altura superior del oído izquierdo. Perece como si hubiese recibido un tiro en el hueso temporal. Pero como no creemos que le hayan disparado ni que se haya suicidado suponemos que obedece al diente de un carnívoro o que sea fruto de la penetración de algún instrumento técnico humano. Su volumen craneal es de 1300 cm3.

Cráneo de FlorisbadCráneo de FlorisbadFLORISBAD (Sudáfrica): Datado con una antigüedad de 250.000 años y con una capacidad de 1280 cm3.

Homo Sapines Jebel Irhoud. Se muestra el crecimiento de los dientesMandíbula hallada en Jebel Irhoud (Marruecos) y datada con una antigüedad de 160.000 años. Cráneo de Jebel Irhoud, vista frontalCráneo Jebel Irhoud 1, datado con una antigüedad de entre 200.000 y 100.000 años.Cráneo de Jebel Irhoud, vista frontal y lateralJEBEL IRHOUD (Marruecos): Jebel Irhoud es un rico yacimiento que está a unos 100 Km. al este de Marrakech y se han encontrado allí siete fósiles, dos cráneos, uno de ellos bastante bien conservado, el Nº 1, con un volumen craneal de 1305 cm3.  También se encontró, entre otros restos,  un húmero y una mandíbula de un niño de 8 años. Su antigüedad, por el método empleado de datación poco exacto, abarca una horquilla muy amplia, de entre 100.000 y 200.000 años. Asociado a estos fósiles se ha hallado también una industria lítica claramente Musteriense.

    Estudios más reciente de la mandíbula infantil han revelado que tiene una antigüedad de 160.000 años, lo mismo que los Sapiens hallados en Herto (Etiopía). Es necesario empezar a pensar que el norte de África pudo jugar algún papel en la evolución humana. En cualquier caso, el crecimiento dental revela que el desarrollo infantil es igual de lento que el nuestro.

Situación geográfica de Omo, Etiopía.Situación geográfica de Omo, Etiopía.Cráneo conocido como Omo II, hallado en 1967 en las orillas del río Omo, Etiopía.Cráneo de Omo IReconstrucción del cráneo conocido como Omo I, vista frontal. Fue hallado por el equipo de R. Leaquey en 1967 en las orillas del río Omo, Etiopía.OMO-KIBISH (Etiopía): A las orillas del río Omo, Kibish, sureste de Etiopía, el equipo de Richard Leakey en 1967  encontró varios restos óseos y entre ellos dos cráneos incompletos conocidos como Omo I y Omo II. Los restos datados por el método argón/potasio tienen una antigüedad de 195.000 años. Anteriormente con otro método de datación menos fiable se les había atribuido una antigüedad menor: 130.000 años. En cualquier caso esto hace que estos restos sean uno de los restos de Homo Sapiens más antiguos

Huesos pertenecientes a Omo I. Se conservan en el Museo Nacional de Etiopía.Femur de Omo I. Dos trozos hallados en el mismo sitio, pero el inferior en 1967 y el superior en 2001Otra reconstruscción del cráneo Omo I    El cráneo Omo I tiene rasgos modernos claros, como un parietal curvado, frente amplia y además tiene un ostensible mentón y una capacidad craneal de 1.400 cm3. El cráneo Omo II tiene una morfología ligeramente más arcaica aunque tiene la misma curvatura del parietal que Omo I, su volumen craneal es de 1435 cm3. Algunos expertos mantienen que el I pertenecería al Homo Sapiens moderno mientras que el II sería un claro ejemplar de Homo Rhodesiensis. Otros, en cambio, mantienen que no es este más que un síntoma de la variabilidad de la especie Sapiens de la que ya hemos hablado cuando estudiamos los restos de Eyasi.

Hacha de mano asociada al Homo Sapiens moderno hallada en Omo, Etiopía.Paisaje del río Omo, Etiopía.    Existe, no obstante, una cuestión que intranquiliza, a saber: ¿cómo es posible que hace 195.000 años ya esté el Homo Sapiens caminando por África y, sin embargo, no se asocie con él una cultura algo más avanzada? Omo I, que bien podría ser el antepasado directo del Homo Sapiens moderno, parece ser que pasó 130.000 ó 150.000 años siendo un simple cazador recolector pero sin dar muestras de pensamiento abstracto ni simbólico. No encontramos en su entorno ni pinturas, ni símbolos, ni herramientas de hueso o puntas de flecha, sólo lascas y útiles líticos. El Homo Sapiens moderno nace anatómicamente antes que culturalmente. Cuestión que ha sido confirmada con los últimos estudios genéticos.

Situación geográfica de Herto, Etiopía

No estamos seguros del todo de que este sea el cráneo de Herto-IdaltuHERTO (Etiopía): En la región de Afar, rica en fósiles de diferentes homínidos, un equipo de paleontólogos dirigido por Tim White, han encontrado los restos de tres individuos, dos adultos y un niño, que habitaron esta zona hace no más de 160.000 años. Los restos ya habían sido hallados en 1997, pero fueron dados a conocer en el 2003 después de una laboriosa composición y de exhaustivos estudios. Los restos fueron hallados en pequeños fragmentos esparcidos por una superficie de más de 400 cm2 y tuvieron que ser recompuestos como si se tratase de un puzzle tridimensional. Además se encontraron muchas herramientas líticas.

     Estos restos han sido atribuidos a una nueva subespecie que ha sido llamada: Homo Sapiens Idaltu ("anciano" en el lenguaje de la región) aunque algunos antropólogos (Stringer) consideran que las diferencias no son tan importantes como para asignarles una nueva especie. Por lo tanto no sabemos si esta es una subespecie que termina desapareciendo o más bien se trata de la misma especie actual que tiene algunos rasgos anatómicos arcaicos. En el primer caso podríamos volver a la vieja denominación para el hombre actual de Homo Sapiens Sapiens. Como cuando se consideraba al Neandertal dentro de la especie Sapiens.

   Es evidente que existe una enorme similitud morfológica entre estos restos y el hombre actual, no cabe duda de que estamos hablando de hombres casi como nosotros pero de hace 160.000 años, lo cual es una prueba más que confirma la hipótesis monogenista de la que ya hablamos. Probar el monogenismo había sido difícil hasta ahora porque no teníamos fósiles de hace entre 300.000 y 100.000 años. Estos fósiles son sin duda la mejor prueba de que el antepasado inmediato del hombre actual está en África y que de allí se extendió por todo el mundo. ¿Es este el que terminará con los Neandertales más adelante? Si admitimos el poligenismo la respuesta a esa pregunta sería no, porque habría que decir que tanto los Neandertales como el hombre de Herto darán lugar al hombre moderno. Pero esta postura no se  sostiene por varias razones:

  1. El hombre moderno es increíblemente más parecido al hombre de Herto que los Neandertales.

  2. Conocemos que el hombre sale de África hace unos 100.000 años. La prueba la tenemos en los yacimientos de Israel.

  3. Los Neandertales no tuvieron contactos genéticos con el Homo Sapiens.

  4. Los Neandertales son sustituidos por el hombre moderno.

  5. La genética de poblaciones y la paleogenética indican que el hombre moderno proviene de África.

    Los cráneos de Herto tienen características morfológicas propiamente humanas: mejillas prominentes, cara robusta, frontal vertical y la anchura mayor del cráneo está por encima del oído, no por debajo. Por lo tanto el hombre aparece en África, ya no nos cabe duda, y no procede del Erectus asiático, estos hallazgos lo confirman.

Cráneo hallado en Herto, Etiopía. Cráneo de Herto-Idaltu, Etiopía. Cráneo de Herto-Idaltu, Etiopía. Tim White, uno de los antropólogos de más prestigio. Número de la revista Nature en el que fue publicado el hallazgo del Homo Sapiens de Herto-Idaltu

     Se hallaron, como habíamos dicho ya, tres cráneos:

  1. Cráneo de Herto-Idaltu, Etiopía.Cráneo de Herto-Idaltu, Etiopía.Vista de los cráneos de Herto-IdaltuBOU-VP-16/1: Se trata de un cráneo grande y robusto, tiene un volumen craneal de 1450 cm3. Tiene el cráneo abombado, una ligera dolicocefalia y unos arcos supraorbitales ligeramente pronunciados. Esto es con toda seguridad lo que hizo que los investigadores creasen una subespecie para este nuevo espécimen. No obstante, tiene la mayoría de los rasgos dentro de las variaciones propias del hombre moderno, no tiene prognatismo y la frente es elevada.

  2. BOU-VP-16/2: Es un cráneo también de un adulto como el anterior y con un mayor tamaño. (No hemos encontrado imágenes de él.)

  3. BOU-VP-16/5: Es el cráneo parcial de un niño de aproximadamente 6 ó 7 años a juzgar por sus dientes.

Reconstrucción del hombre de Herto-Idaltu, Etiopía.    Los cráneos tienen señales de haber sido manipulados (pulidos ¿?) después de muertos, es muy posible que no se deba a canibalismo sino a algún rito mortuorio o al hecho de querer adornar o practicar alguna señal estética o con algún significado en los cráneos de los antepasados.

    Todos ellos muestran que se trata de individuos muy próximo en su morfología al hombre moderno, intermedios posiblemente entre el Homo Rhodesiensis (Bodo) y los hombres actuales hallados a partir de hace 100.000 años. Su antigüedad concierta, además, con los datos predichos a partir de la genética que mantiene que el origen del hombre actual se situaría en torno a hace 200.000 años en África. Ahora ya queda sólo indagar si el origen del Hombre fue un proceso puntual o bien el resultado de una trama de relaciones dispersas por toda África.

Cráneo LH 18, Letoli, TanzaniaL.H. 18 (Letoli, Tanzania): Cráneo hallado en 1976 en las capas superiores de los yacimientos de Laetoli en Tanzania. Tiene una antigüedad de 120.000 años y un volumen craneal  de entre 1300 y 1400 cm3.

Restos hallados en Eyasi. Repárese que los huesos d (de frente) y e (de perfil) muestran el arco supraorbital muy maracado.Situación geográfica del lago EyasiExcavación del lago Easi dirigida por el profesor Manuel Domínguez Rodrigo.EYASI (Tanzania): Se trata de los restos de un Sapiens que vivió a las orillas del lago Eyasi hace poco más o menos unos 100.000 años. Los restos fueron hallados por un equipo de paleontólogos españoles y, a pesar de su antigüedad, muestran rasgos más arcaicos que otros fósiles más antiguos. ¿Cómo interpretar eso? Según Manuel Domínguez Rodrigo esto indica que la diversidad (anatómica) del hombre no es exclusiva del hombre actual, sino que ya estaba presente desde los orígenes. Hasta ahora se pensaba que los Sapiens habían evolucionado de una manera más homogénea, es decir, que habían empezado a adquirir rasgos diferenciales a media que se iban expandiendo fuera de África y se iban adaptando a otros medios muy diferentes. Pero según lo que podemos deducir de estos restos parece ser que no fue así, la diversidad no es un resultado sino que existe desde los orígenes de la especie. Esto es lo que los paleontólogos españoles han deducido de los restos hallados. Este ejemplar muestra rasgos anatómicos arcaicos como un toro supraorbital muy marcado, un hueso frontal inclinado. Pero también tiene rasgos gráciles que le diferencian de los hombres anteriores. ¿Cómo es posible, entonces, que apareciese tanta variedad anatómica sin salir de África o sin salir de un medio ambiente más o menos homogéneo? No tenemos respuesta para esta pregunta, esperemos que la paleontología nos la responda un día o nos indique que la pregunta está mal formulada. En cualquier caso tenemos que esperar.

Restos de Homo Sapiens, Kalsies River MouthKALSIES RIVER MOUTH (Sudáfrica): 90.000 años de antigüedad
Cráneo de Homo Sapiens Border CaveCráneo de Homo Sapiens Border CaveBORDER CAVE (Sudáfrica):
    Se podrían estudiar otros yacimientos y fósiles. Citamos algunos:
  • SALE (Marruecos): En este yacimiento se ha encontrado una calvaria de homo sapiens primitivo. Perece tener alguna anormalidad en la zona nucal.
  • BMNH 686 (Zambia)
  • CAVE OF HEARTHS (Sudáfrica)
  • ...

<<<